lunes, 25 de agosto de 2008

Para los Papás

Querido Papás, si queréis que sea un niño bueno solo tenéis que hacer algunas pequeñas cosas:

  • Ponme limites pero por favor que sean claros. A veces no los cumplo porque no los entiendo.
  • No me pegues ni me chilles mucho. Prefiero que me expliques las cosas y saber porque no las puedo hacer.
  • No me des todo lo que te pido. Muchas veces pido solo para saber hasta donde estáis dispuestos a consentir. Me acostumbro a tener de todo fácilmente.
  • No me mientas. Si tu me mientes yo aprenderé rápidamente a hacerlo también.
  • Cumple lo que me prometas. Si me prometiste un premio dámelo, de igual manera que si me merezco un castigo.
  • Dime de vez en cuando: no. Necesito saber hasta donde puedo llegar.
  • No me regañes por todo, solo cuando me lo merezco. Aprendo más cuando me refuerzas las acciones buenas. Si me regañas por todo al final no te haré ni caso.
  • Quiere y preocupaté de la gente. Si tu lo haces yo lo haré.
  • Necesito que me respetes. Yo soy una personita y también merezco respeto.
  • Pide las cosas por favor y da las gracias. Así yo también aprenderé a hacerlo.
  • Si quieres que conozca a Dios, trátalo tú. Si rezas conmigo aprenderé a hacerlo y a tener de mayor fe.
  • Hazme caso. Cuando vuelvas a casa del trabajo olvídate de él, los sábados por la mañana deja un poco el periódico y escuchame.
  • Juega mucho conmigo. Es la mejor manera para poder hablar y aprender.
  • Da ejemplo. Es así como aprendo.
  • Quiere mucho, mucho, muchisimo a Papá/Mamá porque así yo estoy contento, seguro y disfrutaremos mucho todos juntos.
  • No me compares con nadie. Cada uno es como es, ni mejor ni peor. Así me demostraras que me quieres tal y como soy.

Aunque parezca que son muchas cosas no son tantas, porque todas ellas se resumen en : AMOR, AMOR, AMOR, AMOR Y MUCHO AMOR hacía mí..

6 comentarios:

ANAROSKI dijo...

Que gran verdad, y que dificil llevar este manual de instrucciones a cabo sin fallar ninguna durante todos los días, menos mal que a Dios rezando y con el mazo dando. Un abrazo.

Hilda dijo...

¡Que lindo pensamiento! fíjate que nos queda también a los maestros!! porque aunque no son nuestros hijos colaboramos en su educación y muchas veces cometemos esas faltas.
Saludos. Hilda

Aguijón dijo...

me ha gustado tu blog, lo iré visitando. te pongo el el roll
El jueves voy de Barcelona a San Lorenzo de El Escorial a recoger a mi mujer y mis tres hijos y vuelvo para BCN.
Cuando tenga calma iré leyéndote y contandoos cosas.
un abrazo,

ANAROSKI dijo...

Hola familia hay dos premios en mi blog esperando se acumulan en la entrada, por favor pasad a retiradlos que os lo mereceis mucho y van con todo mi cariño.

familia sin apuros dijo...

Aguijon, serás bienvenido siempre que quieras.
Anaroski, que buena eres, siempre acordandote de los amigos,

saludos

martha dijo...

Muy interesante...

Encantada de visitar tu blog y mi enhorabuena por tu tercer hijo!!!

Saludos.
Martha.