lunes, 18 de agosto de 2008

Malditas hormonas y maldita impaciencía

Así es. Menuda mezcla tan explosiva. Las hormonas de mi mujer como una moto y mi impaciencia ganando terreno. Así hemos estado un par de días. ¿ quien dijo que un embarazo era fácil para el matrimonio?. Pues no. No es nada fácil porque las mujeres sufren muchos cambios de humor durante el embarazo, están mas sensibles y es mucho más fácil de lo habitual discutir ( y mira si es fácil).

Las embarazadas son admirables. Tienen que soportar mil incomididades y dolores. Y los maridos tenemos la obligación de atenderlas, estar atentos y tener paciencia. Si fallamos, esta situación tan ilusionante, puede hacernos pasar algún que otro mal rato. Por este motivo es necesario que la pareja sea consistente, se quieran, estén ilusionados y que hablen, hablen y hablen.

Yo quiero a mi mujer y mi mujer me quiere a mí. Este niño que está en camino no solo es buscado si no que es deseadisimo. Y fíjate. Hemos pasado un par de días de discusiones. Cierto que nada serio, pero hemos estado enfadados.

Por eso se me ponen los pelos de punta cuando una pareja que tiene problemas se lanza a tener un hijo a ver si esos problemas se arreglan. El resultado siempre es el mismo: Un hijo no puede resolver los problemas del matrimonio, porque son problemas del matrimonio y no del niño. Normalmente cuando adoptas ésta decisión en esas condiciones tienes un problema más.

Para vuestra tranquilidad: mi mujer y yo nos queremos muchismo y estamos muy ilusionados con nuestro próximo bebé. Y sobre todo estamos decididos a dar a nuestros hijos un matrimonio y una familia que se quiera de verdad.

9 comentarios:

JORGE dijo...

Yo tuve que dejar de echarme loción alguna durante los embarazos de mi esposa... Y respecto del humor... Tarea solo posible con el amor de Dios.

Gracias y bendiciones

ANAROSKI dijo...

Ya me extrañaba a mi tanto silencio, ahora entiendo como ha habido mar de leva, pero eso es normal, las hormonas están revolucionadas, estamos más sensibles, y a vosotros también se os contagia algo, aunque he de reconocerte que en nuestro caso, ha sido peor, los tres primeros meses de vida del bebé, ese adaptarte al nuevo ser, a sus horarios, a sus tomas y a la vez tener que seguir con el ritmo ya adquirido, forzando la situación provoca muchos roces, y encima en esa epoca se le antoja a la familia la tipica reunión a las 12 de la mañana despues de llevar seis noches sin dormir, y te tienes que levantar tempranisimo para arreglar niños, arreglarte tu, preparar la ropa del marido, y salir a medio maquillar, a medio peinar y cabreada cuando estan todos arreglados, recuerdo que a mi primo Manolo se le antojó casarse cuando Blanca tenía dos meses y que mis hijas mayores llevaran las arras, la cermonia a las 10:00 imagina el ataque de nervios, pero bueno, lo importante con mucho cariño y con mucha fatiga, poco a poco te adaptas y a seguir para adelante.

Un abrazo para todos.

familia sin apuros dijo...

Jorge, alguna manía más tiene mi mujer durante sus embarazos pero, ta y como dices, todo se supera con Amor.
Anaroski, pues en esas hemos estado. Ademas mi mujer tiene que hacer semireposo porque viene de un aborto con lo que estoy rebentaito. Pero efectiavmente son minucias comparado con la alegría, la ilusión y el Don Divino que supone traer una nueva criatura a esta tierra. Verdadero Don el de la Vida.
Saludos, amigos

Hilda dijo...

Primero que nada os deseo suerte para que con amor soporten y superen esas diferencias.
Y en segundo lugar, me encantó tu comentario, siempre me ha chocado las parejas que quieren arreglar los líos teniendo un hijo dizque para que los una más, y al cuerno!!! los problemas siguen y el pagano es el bebé. Primero se resuelven los problemas y luego viene el bebé. El bebé es el fruto del amor, no la medicina que arregla líos.

Paciencia y ánimos para ambos.
Saludos. Hilda

Margarinxi dijo...

He entrado en tu blog por el de Luisa. Os invito a ti y a tu mujer a entrar en el mio. Creo que le gustará, así os podrá cuidar , aunque estoy convencida de que lo hace muy requetebien. Ah! y enhorabuena por el peque o la peque que está "viniendo".marga
http://mideliciosamarga.blogspot.com

familia sin apuros dijo...

Margarinxi, muchas gracias por tu vsita, nos gustaría mucho que continuaras visitandonos.
Ahora mismo pasamos a verte,

Un abrazo.

Luisa dijo...

Totalmente de acuerdo. Yo tampoco he comprendido eso de que los hijos unen.En mi matrimonio las mil y una peleillas de tres al cuarto,son por causa de los hijos. Efectivamente el matrimonio hay que asentarlo sobre el amor de los cónyuges.
¡¡¡Enhorabuena por ese bebé que viene en camino!!!Me da muchísima alegría.Os voy a seguir paso a paso.
Besos de Luisa al Sur de España

familia sin apuros dijo...

Luisa, muchas gracias por tus felicitaciones. Y por supuesto que os iré informando sobre como va avanzando nuestro próximo bebé.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Hola,aqui estoy para saludarte,je,je buen tema,pero es mucho peor cuando llega la menstruación,porque no sabe uno que hacer yo le temo más a este ciclo.
Recibe mis saludos cordiales.
Siento mucho por estas personas que han perdido la vida en este aeropuerto,espero que no tengas ningún amigo,familiar en esta lista.